Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
es
Volver
16-11-2017

Alquilar un barco en ibiza después del verano

Estamos ya en pleno otoño, pero no por ello se nos pasan las ganas de navegar.

De hecho, esta época puede que sea una de las más recomendables para alquilar un barco en Ibiza o Formentera, ya que se acabaron las multitudes, los frenéticos turistas han abandonado las islas y se puede disfrutar plenamente de los encantadores rincones que ofrecen las Pitiusas.

Te ofrecemos algunas pistas para acabar de convencerte si es que tienes alguna duda.

Navegar sin aglomeraciones

Esta estación ofrece paz y tranquilidad y aunque ya hace más frío con un día soleado, las temperaturas pueden ser muy similares a las de pleno verano. No dudes en alquilar una embarcación en estas fechas para recorrer las maravillosas calas de Formentera y explorar rincones inaccesibles de Ibiza evitando las aglomeraciones de barcos de Julio o Agosto.

Temperaturas agradables

Las temperaturas en octubre son muy gratas, y aunque en noviembre suelen bajar un poco más, el sol asegurará que durante el día la navegación resulte altamente placentera.

Podrás fondear en calas desérticas, y practicar incluso snorkel y submarinismo, ya que la temperatura del mar ronda los 19-20 grados centígrados en esta época.

Tarifas más económicas

Las condiciones tanto del alquiler como de los amarres son mucho más beneficiosas que en pleno veran y teniendo en cuenta que los precios de los vuelos para trasladarse a Ibiza también son más económicos, las vacaciones soñadas a bordo de un velero, un barco a motor o un catamarán están al alcance de todos en otoño.

Rutas más sencillas

El sol se pone más temprano, pero organizando la ruta para comer en algún fabuloso restaurante de los que hemos recomendado, aún quedará tiempo de disfrutar de una maravillosa puesta de sol desde el mar.

Saliendo de la Bahía de Sant Antoni, se puede llegar con facilidad a pernoctar en alguna de las cálidas y salvajes calas de Formentera, para disfrutar al día siguiente del amanecer y de sus increíbles aguas, con multicolores fondos marinos .

Posidonia Florecida

El motivo por el que las playas de Formentera e Ibiza tienen esa arena tan blanca y tan fina y que las aguas sean tan transparentes y de ese espectacular color turquesa, es la existencia de la Posidonia oceánica. Se considera como el mayor ser vivo más antiguo de la tierra, con una edad estimada de 100.000 años, y la pradera que se extiende entre las dos islas ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.

Es una planta acuática florece en otoño, por lo que si navegas en estos días tendrás la posibilidad de deleitarte con este espectáculo marino.

Contáctanos

Apúntate a nuestra newsletter