Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
es
Volver
14-12-2017

Los platos más típicos y dónde degustarlos al alquilar un barco en Ibiza

Pescados, mariscos, productos de la huerta, quesos, embutidos, aceite, miel… son elementos esenciales de una rica y variada gastronomía heredada de las diferentes civilizaciones que históricamente han poblado la isla de Ibiza.

En este pódium de contrastes que es Ibiza, entre espectaculares calas, rincones tranquilos y fiesta sin fin podrás encontrar en un lugar destacado la cocina tradicional de la isla.

Te explicamos en qué consisten algunos platos típicos y dónde podrás degustarlos en tu singladura.

Aperitivos

Destacamos el Pan de Payés con Alioli: hogaza de pan tradicional para untar esta rica salsa a base de aceite y ajo. Podrás encontrarlo en cualquier restaurante junto con las Olives Trencades: aceitunas verdes machacadas y maceradas en hinojo.

Considerado una delicatessen para germanos y británicos, el Fonoll Marí (Hinojo Marino) es una delicada planta protegida que se sirve en vinagre para acompañar al Pan con Alioli.

Entrantes sobresalientes

Coca de Pebrots i Gató en una coca de pimientos y pintarroja: un plato salado que se prepara con un curioso pequeño tiburón con una espina central gelatinosa y muy apreciado en la isla.

Cocarrois: un tipo de empanada grande con diferentes formas hecha con harina y rellena de verduras con pasas y frutos secos, sobrasada, pescados o carnes.

Podrás encontrarlos en pastelerías como Can VadellLas Delicias (en Ibiza), Sentrepa (en San Antonio) o en la pastelería Can Bufi (en Santa GertrudisSanta EulaliaSan Antonio e Ibiza).

Ensalada Payesa o de “Crostes”: un plato muy tradicional a base de pan y pescado seco, acompañado de tomates, cebollas, patatas, pimientos, ajos y huevo. Pruébala en el Restaurante  en la carretera a San Juan.

Entrantes Platos principales gastronomía ibicenca 

Bullit de peix: en el restaurante de Sant Antoni podrás disfrutar de esta bandeja de pescados de Ibiza cubierta de un alioli suave aderezado con azafrán. Se sirve con un arroz abanda cocinado con el caldo de los pescados.

Guisat de Peix: a diferencia del Bullit, el Guisat es un plato que sólo lleva pescado ibicenco guisado caldoso. Es una de las especialidades del Restaurante, en la Platja d'es Bol Nou, al sur de la isla. 

Sofrit Pagès
: un plato de invierno potente y muy rico que se puede degustar todo el año en  Sofrito con patatas, butifarró, sobrasada, ajo, pollo, cordero, cerdo y embutidos de matanza.

Borrida de Rajada: otro guiso típico a base de raya marinada con limón y sal,  a la que se añaden patatas, huevos y pan frito aderezado con perejil, ajo, almendra tostada, un poco de azafrán y aceite de oliva. Pruébalo en , en Ibiza.

¡Buen provecho!

Noticias relacionadas
Coral Yachting

  • Alquilar un barco en Ibiza en Otoño

    Alquilar un barco en Ibiza en Otoño

    Aunque cada vez se alarga más, llega un momento en el que el verano dice adiós. El brillo de la Isla en la época estival da paso a una época mágica, silenciosa, templada y tranquila.

    Tomar algo con tranquilidad en alguna de las discotecas que permanecen abiertas, o disfrutar de música en directo en alguno de los teatros de la ciudad, son algunos de los placeres escondidos del Otoño en Ibiza.

  • Navegar por Ibiza con niños

    Navegar por Ibiza con niños

    Ibiza destaca como destino de lujo y gente guapa, pero el glamour de la isla es completamente compatible con estancias familiares. Playas seguras para los niños, múltiples actividades para mantenerlos activos y entretenidos, hacerlos protagonistas de la experiencia de navegar… son, entre otras, algunos de los motivos por los que disfrutarás de unas vacaciones navegando.

  • El barco, un medio de transporte tan antiguo como el hombre

    El barco, un medio de transporte tan antiguo como el hombre

    Desde hace más de 10.000 años el hombre ha utilizado el barco como medio de transporte.

    Los primeros registros hablan de troncos de árbol tallados en el distrito de Paracas de la provincia de Pisco, en la costa sur central del Perú. La abundancia de recursos en las playas provocó el sedentarismo de los pobladores, que pasaron de recolectar mariscos y moluscos a adentrarse en el mar para pescar otras especies.